Que es un CTA

Qué es un CTA y para qué sirve

El marketing digital es un mundo que cuenta con mucha influencia del inglés y abreviaciones en sus terminologías, un escenario que tiende a confundir a aquellos que están fuera del mundillo. Es por esta razón que en Factoria Creativa hemos querido responder una de las interrogantes que más nos consultan nuestros clientes: ¿Qué es un CTA?

Para entender de qué se trata, lo primero que tendremos que hacer es descifrar qué hay detrás de cada una de las letra de esta abreviación. Para ello volvemos al inglés y nos encontraremos con Call to Action, o en castellano llamada a la acción. Pero ¿de qué se trata exactamente? ¿para qué sirve? ¿Existe solo un tipo?… Pues si quieres descubrir todo sobre este crucial elemento, te aconsejamos que sigas leyendo 🙂

Los CTA son las guías del camino

Okey, ya sabemos qué significan estas 3 letras juntas, pero aún nos queda mucha tela que cortar. Además de tres letras juntas un CTA es cualquier elemento que busca una interacción del usuario. Estos pueden ser de varios tipos y responden a diferentes necesidades dentro de un sitio web, ahondaremos más sobre este punto más adelante.

Dicho en castellanos simple un Call to Action será básicamente el guía turístico de tu sitio, de cara a los usuarios. Será este elemento el que le ayudará a cada uno de tus visitantes (turistas) a descubrir las partes más importantes (atracciones) de tu sitio. Si bien el usuario podrá recorrer tu web por su cuenta, los CTA están pensados para lleguen a las partes cruciales como los formularios de contacto, landing pages de servicios o productos.  En resumen todas las secciones en las que podrás tomar a esos potenciales clientes y convertirlos en clientes reales.

Tipos de Llamada a la Acción

Ahora que ya tienes clara la definición de lo que es una llamada a la acción, y tal como prometimos más arriba, te contaremos los tipos que existen. Ten presente que cada uno está pensado para un tipo de usuario y acción en particular, por lo que existen diferencias entre ellos:

  • Los que ofrecen información: Estos son aquellos que prometen más información en plan «Leer más» o «Saber más». Estos son comúnmente usados para que el usuario acceda a ver más contenidos de nuestra web. Se usan en páginas de blog, descripciones de productos y en cualquier otro lugar donde no se quiere revelar todo el contenido desde el principio. Puede ser un botón o enlace
  • Los que sirven para conseguir datos: Este tipo de acción está pensado para conseguir que el usuario nos de su información personal. Para ello se suelen ofrecer contenidos o pruebas gratuitas. Este tipo de CTA suele incluir textos como «Descarga tu copia gratuita», «Obtén una prueba gratuita», «Solicita una demo». De igual forma estos Call to Action puedes ser botones, banners y enlaces.
  • Los que ofrecen ofertas: Este es el más popular y efectivo de todos – ofrece a los usuarios una gran cantidad de información sobre el producto en el que están interesados y normalmente se combina con un temporizador que se está agotando a menos que se den prisa, o cualquier otro mensaje de neuromarketing que implique escasez de existencias o límite de tiempo. Incluye frases como «Obtén un 10% de descuento sólo hoy», «Compra 1 y consigue 1 gratis», «Recibe un -15% su próxima compra».
  • Los que inducen a compartir: Este tipo no requiere palabras. Basta con sólo colocar los iconos de las redes sociales junto a los artículos, imágenes u otro contenido valioso para que los usuarios sepan que tienen la oportunidad de compartir con otros usuarios.
  • Los CTA para convertir: Este es probablemente el tipo de CTA más importante, ya que es el más directo hacia la compra o conversión. Utiliza frases como «Compre ahora», «Contacta con Nosotros» o «Concierta una cita» para este tipo de Llamada a la Acción.

Cómo elegirlo correctamente

Como ya te puedes ir imaginando cada tipo de CTA responde a una necesidad particular, pero también a un tipo de usuario diferente. Es por esta razón que debes analizar en qué etapa del funnel se encuentra el usuario al que le estás hablando. Hacer esto te ayudará a ofrecer una mejor experiencia a tus usuarios, aumentarás tu permanencia en página y la cantidad de páginas vistas, todas métricas claves en el SEO on page.

Además de esta manera entregarás mensajes correctos a los usuarios. Quizás no será de mucho valor para un usuario que está leyendo una entrada en tu página de servicio un CTA de información, puesto que si llegó hasta allí, ya espera tener toda la información. Sin embargo, sí que podrías insertar una llamada a la acción que lo motive a terminar de hacer la conversión. Para tomar estas decisiones, siempre trata de apoyarte en los datos que puedes encontrar en herramientas como Analytics.

Con los datos en la mano podrás definir qué páginas necesitan tener un CTA, porque es relevante y estás teniendo un abandono altísimo. Esto se puede deber simplemente a que tus usuarios no saben cómo terminar el proceso. Al no entender, pues simplemente se van, recuerda que en internet el tiempo es oro.

Los CTA y las pruebas AB

Los anunciantes han encontrado que los datos de los CTA representan una gran oportunidad para las pruebas AB, porque ayudan a confirmar la efectividad de las acciones de marketing.

Especialmente en el marketing digital, es posible realizar pruebas casi en tiempo real, ajustando el CTA a medida que llegan los datos sobre las tasas de clics. Esto porque se utiliza la retroalimentación analítica para ajustar tanto la apariencia como la frecuencia de los CTA. Los medios impresos y otros medios tradicionales carecen de mecanismos de retroalimentación que puedan igualar tal inmediatez, pero todavía hay audiencias que pueden ser alcanzadas usando estos canales tradicionales. Ya sea digital o tradicional, es difícil convertir los usuarios en clientes si un anuncio carece de un CTA claro.

Desde Factoría Creativa, sabemos la importancia que tiene el marketing directo para las empresas. Nos encargamos de realizar esta práctica de una manera creativa y atractiva. ¡Cree en nosotros para elaborar tus proyectos!

 

 

Mónica Pelayo

Monica Pelayo