tendencias marketing 2021

Marketing actual: las últimas tendencias de 2021 que debes conocer

Después de un año que podría pertenecer a una serie apocalíptica, la tecnología ha tomado otro rumbo y se ha convertido en nuestra mejor aliada. La tecnología se ha puesto al servicio de las personas y se encuentra ya inmersa en nuestras vidas. Tan inmersa que cada vez tenemos más atención a nuestros dispositivos. Es inevitable que las estrategias de marketing digital se transformaran.

Última tendencia: las 5 A’s

Una de las últimas tendencias en marketing digital puestas en práctica a finales del 2020 es el diálogo. No es tan simple como parece, pero su raíz se encuentra en la naturaleza de la comunicación. La marca ya no habla con el cliente, el cliente habla con la marca, y por supuesto, con otros clientes. Del nuevo sistema de interacción surge la estrategia de marketing de las 5A’s: Atención, Atracción, Averiguación, Acción y Apología. Las cinco claves para tener un mercado hiperconectado:

– Atención: nuestro primer objetivo es que el cliente nos conozca, y que recuerde con good vibes nuestra marca.

– Atracción: ya nos conoce, ahora tenemos que lograr atraer al cliente. ¿Cómo lo hacemos? Entrando en el juego de la seducción, despertando su interés entre tantas otras marcas, que a su vez, también le bombardean a mensajes.

– Averiguación: una vez hemos conseguido que nos ponga los ojos encima y que además le interese lo que le ofrecemos, su decisión ya no estará en nuestras manos (aparentemente). El cliente buscará opiniones de otros consumidores, confiando con los desconocidos usuarios de internet, o con sus más allegados.

– Acción: una vez el cliente está convencido, ha llegado el esperado momento de la compra. Y por consiguiente, también ha llegado el momento de posibles devoluciones o reclamaciones.

– Apología: el último paso, quizás el más importante. Ha llegado la hora de fidelizar a tu cliente, y conseguir que recomiende tus productos a todo su círculo.

Hasta aquí la tendencia del año pasado que más huella ha dejado. Dejando de mirar al pasado, con una mirada prospectiva, haremos un repaso de las tendencias en auge para este 2021.

<H2> Mindfulness: de la meditación al marketing H2>
El mindfulness no es solamente la técnica de meditación de moda. Existe también el mindfulness en términos de marketing. Partiendo del actual cambio de paradigma que presenta al cliente más eco, el mindful marketing va de la mano con este concepto. Pues el mindfulness o el mindful marketing se constituye entorno la preocupación medioambiental.

La sostenibilidad y la responsabilidad medioambiental son dos factores que repercuten de manera muy influyente en nuestra sociedad a día de hoy. Por esta razón, los usuarios tienden a elegir una marca o empresa que comparta sus mismos valores. Por lo tanto, cuando los valores en relación con el medioambiente son tan comunes, decantarse por una marca responsable con él, es lo más probable.

La terminología de la palabra surge de la misma práctica “mindfulness”. Como hemos comentado anteriormente, es una técnica que lucha contra un ritmo de vida frenético y ajetreado. De esta tendencia de relajación surge el marketing consciente.

¿En qué consiste el mindful marketing?

Se trata de un método que se centra en conocer al consumidor más allá de sus características socioeconómicas. Indagar en sus preocupaciones sociales para así analizar sus emociones y valores. Solo conociendo al público objetivo se puede conseguir una fidelización de los clientes. Es decir, la clave de la estrategia es entender las inquietudes de los clientes para ponerlas en práctica con acciones solidarias a posteriori.

En resumidas palabras, trata al cliente como una persona y comprende todo su espectro, tanto emocional como racional. Así conseguirás que cuando el cliente compre algo, sienta que no solo obtiene un producto, sino que además está contribuyendo en una causa global.

¿Cómo aplico el mindful marketing a mi empresa?

Para empezar, necesitamos hacer un estudio de las causas sociales que más preocupan a nivel global. Una vez tengamos un mapa mental de estas, tenemos que ubicar a nuestra empresa en la que sea más afín a nuestros valores y visión. Tenemos que conquistar la causa, entender las intenciones del cliente para poder trazar un plan estratégico y afrontar los problemas planteados.

Para poder trabajar la causa, es necesario transmitir un mensaje que encaje y esté relacionado con las expectativas de nuestros clientes, las cuales han ido construyendo previamente. Será un requisito indispensable la empatía. Ha llegado la hora de pensar en qué podemos hacer nosotros como empresa para hacer un mundo mejor. ¿Cómo lo hacemos? Poniéndonos en la piel de nuestros futuros clientes y pensar en ellos desde una perspectiva humanista.
Ahora que ya tienes claras todas las pautas a seguir, deja atrás el ego y ponte manos a la obra.

Predicar con el ejemplo

Muchas marcas del panorama internacional ya han empezado a usar la técnica del mindful marketing. De hecho, algunas de ellas basan sus valores y su discurso de marca en esta estrategia. A continuación algunos casos de marcas que utilizan el mindfulness y seguro que conoces:

LUSH: se trata de una empresa de jabones naturales y productos cosméticos. Su efectividad no está tratada en animales. No solamente se posiciona como marca medioambientalmente respetuosa, sino que actúa como tal creando acciones e iniciativas a favor del cambio. También es partícipe del proyecto de comercio justo. Además está a favor de los derechos de los trabajadores y les da créditos en todos los ámbitos.

NATURA: es una empresa de complementos y accesorios conocida por su gran labor de responsabilidad social. Su principal proyecto solidario fue creado hace ya 27 años. Forma parte de proyectos que aportan un granito de arena al mundo y su mejora.

Ambas empresas son ejemplo de la tradición ya existente de una estrategia la cual aún no había sido bautizada. Ahora tiene un nombre y no lo dejarás de escuchar: mindful marketing.

Del storytelling al storydoing

story telling

El storytelling es una técnica tan extendida que ha dejado de ser un factor diferenciador entre la competencia y ha devenido un must-have en marketing para participar en el mercado. De la costumbre sale una novedad: del storytelling al storydoing.

El storydoing es la evolución del storytelling ante un entorno cambiante donde las empresas. Por lo tanto, en lugar de contar o narrar el suceso, ha llegado el momento de llevarlo a cabo. Ya no solamente quedan aisladas y en funcionamiento la vista y el oído. La audiencia activa los cinco sentidos para palpar y vivir la experiencia en un mundo real, el suyo. El storytelling consigue entrelazar dos realidades, la de las personas y la de la marca con sus valores.

El ejemplo más claro y referente en storytelling es el caso de Starbucks. La empresa ha conseguido convertir algo tan rutinario como tomar café en una actividad emocionante. Es como aplicar un poco la lógica hollywoodense. Starbucks se implica y se infiltra en tu día a día: recomendándote una de sus variedades, conociendo tus gustos y hasta recordando tu nombre (recuerda el vaso con el café que se dirige directamente a ti). Su estrategia de storydoing tiene siempre en cuenta las tácticas de personalización en marketing. Pues la creatividad, la implicación y la conexión entre la marca y el cliente son los ingredientes secretos para crear una user experience insustituible.

Por otro lado, una de las marcas pioneras que ha llevado a cabo esta técnica, es Red Bull. La repercusión mundial que han conseguido, les convierte en grandes competidores. De hecho, cada año, su carrera de vehículos hechos por sus participantes (Redbull Flugtag) atrae a miles de personas. Los espectadores se encargan de crear buen feedback inevitablemente, y así hacer que la imagen de la marca crezca sin parar.

Comprar en televisión o Shoppable TV

Hace ya unos años que los modelos de compra están cambiando y evolucionando. Hemos visto cómo a través de las redes sociales, con un simple click, podemos obtener la blusa de nuestra influencer favorita, o incluso algunos de sus artículos promocionales. Pues bien, esto ha llegado a la gran pantalla: la televisión. Una de las últimas tendencias es poder comprar a través de la TV. Se puede realizar la compra con el mando a distancia o con lectores de código QR, los cuales se abren desde la cámara del móvil y te llevan directamente al sitio web a comprar el artículo que desees.

El multitasking impera en todos los ámbitos del día a día. Pues los usuarios que consumen televisión, están a su vez con un móvil, tablet u ordenador. Lo que a primera vista puede parecer una desventaja para el contenido de TV, es una ventaja para tener un acceso rápido a los clicks y, por lo tanto, a la compra impulsiva.

El streaming, que es como se denomina ahora a ver vídeos en directo, está financiado por patrocinadores que quieren ser publicitados en los directos, con lo que, mientras tú consumes los contenidos que te interesan, estás viendo todo el rato su publicidad.
Esta tendencia todavía está por desarrollarse mucho más, aquí en España no está muy implantada todavía, pero sí que hay algunas plataformas que ya están funcionando de manera bastante efectiva.

El ejemplo más conocido hasta ahora es NBCU. Se trata de una compañía estadounidense que ha creado un sistema shoppable TV. Mientras se está emitiendo el programa o serie, aparece una advertencia que anuncia que va a salir publicidad pagada. En este momento, aparece un QR adjuntado en el anuncio para ir directo a realizar la compra.

Los stories: el boom en publicidad

Las plataformas con más audiencia joven, Tik Tok e Instagram, son dos de las más importantes en cuanto a contenido en stories. Incluso Tik Tok ha creado un apartado de publicidad self-service. En esta sección puede publicar cualquier persona y publicitar cualquier producto o servicio. El único requisito es hacerlo a través de los famosos vídeos de la red social.
Por el otro lado, la publicidad en Instagram stories, es más conocida generalmente. Aparece en sus famosas burbujitas y suele ser publicidad de tiendas o influencers que promocionan sus productos. Este contenido tiene una duración de 24 horas, y es utilizado para promocionar sorteos, descuentos limitados en el tiempo, o incluso para poner códigos promocionales.
Las últimas plataformas que se han unido al boom de los stories son Linkedin y Twitter. Sí, estas dos redes sociales tan opuestas han apostado por lo mismo. Su objetivo es hacer que la estancia en las aplicaciones sea más dinámica, y en el caso de Linkedin, mostrarse más natural para que las empresas puedan ver más sobre ti.

Identificación Biométrica

identificación biometrica

Gracias a esta nueva tendencia, está a punto de desaparecer uno de nuestros principales dolores de cabeza en cuanto a tecnología se refiere: las contraseñas. Está claro que todos tenemos numerosas claves de las que nunca nos acordamos. El mundo de las contraseñas se divide en dos: las abandonadas, que no se suelen utilizar mucho y las comunes que sufren tantos cambios que caen en el olvido (una mayúscula de más, un carácter numérico…).

Pues sí, parece que el sistema de identificación biométrico de los usuarios nos va a alejar de las contraseñas, y nos va a facilitar el acceso a ellas en caso de ser olvidadas.
Además el reconocimiento realizado a través del iris, la huella dactilar el rostro, entre otras técnicas de identificación biométrica, ha calmado de forma importante, las dudas y miedos en lo que a realizar pagos por internet supone. Gracias a su facilidad y a su fiabilidad, los usuarios se sienten cada vez más cómodos haciendo sus transacciones a través de la identificación biométrica.

¡Un pequeño aviso! Para que la operación sea fiable, debe cumplir estos requisitos:
– General: cualquier persona podría usarlo sin problema.
– Distintivo: que diferencie al 100% tus datos biométricos, sin posibilidad de error.
– Estable: que no haya que cambiar cada dos por tres esos datos, que te identifique por otros rasgos si por ejemplo ese día llevas unas gafas de sol, por ejemplo.
– Errores biométricos: la tasa de personas que se hacen pasar por nosotros y pasa como legítimo, se denomina tasa de fraude, y a las veces que nosotros mismos nos intentamos autenticar y nos indica que no somos la persona registrada, se denomina tasa de insulto.

Es importante tener en cuenta que esta tendencia necesita actualizaciones constantes para que el software no tenga ningún inconveniente. Aunque normalmente no suele haber cambios en las formas de identificación biométricas.

En definitiva, ahora que ya sabes cuáles son las cinco tendencias más importantes para este 2021, está en tu mano seguirlas o no. Pero sin duda, si hay algo que conviene hacer, es dedicarle tiempo y esfuerzo a escoger la forma de publicidad que vamos a llevar a cabo en nuestro sitio web.
Si estás pensando en aplicar a tu negocio cualquier técnica en tendencia, estamos aquí para materializar tu idea. Incluso si aún no tienes claro qué tipo de publicidad te convendría, no dudes en preguntarnos. Desde Factoria Creativa estaremos encantados de asesorarte y de responder ante cualquier duda que te pueda surgir.

Factoria Creativa

Factoria Creativa

Somos una agencia de marketing online y diseño web en Barcelona que desarrolla proyectos de comunicación a medida y personalizados según objetivos.